El corte

Cada corte tiene que tener un propósito, pues tiene capacidad para cambiar el crecimiento del árbol. Aprenda cómo realizar los cortes antes de coger las tijeras, una poda deficiente puede causar daños irreparables al árbol.
Los cortes pequeños causan menos daño que los grandes. Por este motivo es importante realizar una poda adecuada a los árboles jóvenes. Cuando es adulto los cortes son grandes y no cerrarán fácilmente.
El corte debe realizarse por fuera del collar de la rama, debido a que contiene tejidos del tronco y cicatrizará mejor. También nos quedarán dos yemas estipulares que darán lugar a brotes de escaso vigor. Si el corte es grande puede sufrir descomposición por lo que es aconsejable aplicar una resina cicatrizante.
Para acortar una rama, el corte se debe hacer hasta otra rama o una yema lateral. Los realizados entre yemas o ramas, pueden originar rebrotes o la descomposición del tronco.