Formación de la estructura

En árboles recién plantados debe limitarse a eliminar las ramas desgarradas, necesitan sus brotes y hojas para alimentarse y producir nuevas raíces.
Cuando el árbol es joven, establecer una estructura de ramas primarias espaciadas adecuadamente. Estas formarán el esqueleto del árbol adulto y necesitará menos poda correctiva.
En los árboles jóvenes no permita que las ramas secundarias crezcan sobrepasando el tronco. Es importante dejar algunas ramas laterales, a pesar de que deban ser eliminadas en el futuro. Estas contribuyen al desarrollo del tronco pero deben mantenerse suficientemente cortas para que no crezcan sobrepasando las ramas seleccionadas.
Un árbol de16 m. de altura debiera tener las ramas permanentes cada 60 cm. manteniendo un equilibrio radial hacia el exterior en todas direcciones, evitando que dos ramas estén dispuestas una encima de otra, en el mismo lado del árbol.